Cómo citar y referenciar material de archivo y colecciones con normas Vancouver

Enviando petición...

Autores

Material de archivo

Añadir cita (opcional)

¿Cómo citar y hacer referencias a material de archivo y colecciones usando normas Vancouver?

Texto Rosa = información que necesitarás encontrar en la fuente.

Texto Negro = texto requerido por el estilo Vancouver.

¿Cómo referenciar en la bibliografía?

Añade este parte en tu bibliografía o lista de referencias al final de tu trabajo.

Plantilla:

  1. Apellido Autor Inicial Autor.Título del material. Ciudad; Año publicado.

Ejemplo:

  1. Yánez F, Mendoza C. Colección de documentos relativos a la vida pública del Libertador. Caracas; 1833.

¿Cómo citar en el texto?

Añade esta parte justo después de la cita o referencia a la fuente en tu trabajo.

Plantilla:

(1)

Nota:usamos el (1) porque es nuestra primera cita. La siguiente irá acompañada del número (2), y así sucesivamente mientras vayamos añadiendo más fuentes.

Ejemplo:

La famosa Carta de Jamaica de Simón Bolívar fue publicada por primera vez en uno de los volúmenes de la Colección construida por Francisco Javier Yánez y Cristóbal Mendoza. Esto ocurrió 3 años después de la muerte del Libertador y su aparición fue completamente en español (1).

Desglose de todos los apartados de una referencia para material de archivo y colecciones en Vancouver

Apellido Autor Sin abreviaturas ni puntos, se debe colocar el primer apellido del autor.
Inicial Autor Se trata de la primera letra del nombre principal del autor del material o de la colección.
Título del material Es la denominación literal de la carta, colección o material de archivo. No se aceptan abreviaturas.
Ciudad Se refiere a la ciudad en que aparece publicado el documento.
Año publicado Se debe escribir en números arábigos y no es necesario acompañarlo del día ni del mes.

Otras formas de referenciar y citar material de archivo y colecciones en estilo Vancouver

Algunos documentos cuentan con informaciones añadidas que también son importantes de reseñar en la bibliografía y en las citas. Los elementos siguen un orden estipulado por el reglamento de Vancouver.

  • Apellido del autor: Solo el principal.
  • Inicial del autor: Primera letra del nombre de pila.
  • Título del material: En expresión literal.
  • *[Formato del material]: Especificación del documento. Puede ser una carta, una colección, un manuscrito, entre otros.
  • *Disponible a través de: Institución que alberga el archivo.
  • Lugar de origen: Nombre de la ciudad, no del país ni de la provincia o estado.
  • Año publicado: En números arábigos.

Elementos: Apellido del autor Inicial del autor. Título del material [Formato del material]. Disponible a través de. Lugar de origen; Año publicado.

Ejemplo:

Tovar J. Carta abierta [Carta]. Red Nacional de Programas Regionales de Desarrollo y Paz. Bogotá; 2018.

Generador de citas Vancouver, cómo funciona

A demás de nuestras guías completas sobre cómo se debe citar, nuestras herramientas gratuitas están diseñadas para hacerte la vida más fácil. Usando el generador de citas Vancouver podrás montar tu bibliografía súper rápida todos los días a cualquier hora.

1 – Elige el tipo de fuente que referenciarás.
2 – Completa los campos del formulario.
3 – Haz click sobre generar cita en Vancouver
4 – Copia y pégalo en la bibliografía de trabajo.

La ventaja del generador automático de citas Vancouver es que no es necesario tener un conocimiento extenso sobre el sistema de referencia que vas a utilizar, los formularios te guiarán en toda parte del proceso y te marcarán toda la información que necesitas para que completes tu referencia.

Hecho esto, el generador se encargará de darle forma a la cita para que encaje con el estilo Vancouver y el tipo de fuente.

¿Qué son las normas Vancouver?

Son reglas de redacción que deberían regir las publicaciones importantes de medicina en el continente americano. Aunque su empleo se extiende hasta Europa, fueron Canadá y Estados Unidos los motores pioneros del manual. El propósito de las normas es establecer un común denominador en las publicaciones relacionadas con la medicina. Su empleo no solo ayuda a organizar los archivos correspondientes, sino que también protege la intelectualidad de otros investigadores y otorga soporte a los argumentos de nuevas hipótesis.