Cómo citar textualmente

Tabla de contenido

Citar significa copiar un pasaje de las palabras de otra persona y dar crédito a la fuente. En la escritura académica, el estudiante puede usar las citas para definir conceptos, proporcionar evidencia o analizar el lenguaje. Es una manera particular de utilizar las fuentes de información porque se utilizan fragmentos textuales del trabajo que se está consultando.

Para citar correctamente una fuente, debe asegurarse de que:

  • El texto citado está rodeado de comillas.
  • Se cita correctamente al autor original.
  • El texto sea idéntico al original (o que se haya marcado claramente cualquier cambio que haya hecho).

El formato de una cita depende de su longitud y del estilo de citación que se utilice.

Ejemplo de una cita

«Como la selección natural actúa únicamente acumulando ligeras, sucesivas y favorables variaciones, no puede producir ninguna modificación grande o repentina; sólo puede actuar con pasos muy cortos y lentos» (Darwin, 1859, p. 510).

Introducción a las citas de texto

Cada vez que incluyas una cita en tu trabajo, debes presentarla. Esto le muestra al lector por qué está incluyendo la cita y cómo encaja en el argumento.

Hay tres formas principales de introducir citas.

Frase introductoria

Se puede introducir la cita con una frase completa seguida de dos puntos.

En Dinamarca, una encuesta reciente muestra que el apoyo a la UE ha crecido desde la votación de Brexit: «Un referéndum de adhesión celebrado hoy sería respaldado por el 55 por ciento de los votantes daneses» (Levring, 2018).

Frase señalizadora introductoria

Se puede usar una frase de señal que mencione al autor o a la fuente, pero que no forme una frase completa. En este caso, se sigue la frase con una coma en lugar de dos puntos.

Según Levring (2018), «un referéndum sobre la membresía celebrado hoy sería respaldado por el 55 por ciento de los votantes daneses».

La frase introductoria también puede utilizar verbos de diálogo como argumentos, afirmaciones o explicaciones. Por ejemplo:

Como afirma Levring (2018), «un referéndum sobre la membresía celebrado hoy sería respaldado por el 55 por ciento de los votantes daneses».

Integrada en la frase propia

Si desea citar una frase que no forma una frase completa, puede incrustarse en una frase propia. Como ejemplo, el siguiente:

Una encuesta reciente sugiere que la pertenencia a la UE «sería respaldada por el 55 por ciento de los votantes daneses» en un referéndum (Levring, 2018).

Acortar una cita

Si algunas partes de un pasaje son redundantes o irrelevantes, puede acortarse la cita eliminando palabras, frases u oraciones y sustituyéndolas por puntos suspensivos.

Cuando se acorte una cita, hay que tener cuidado de que al quitar las palabras no cambie el significado de la cita original.

Cita original

«Las feministas han sido durante mucho tiempo escépticas, con razón, de las afirmaciones esencialistas sobre las mujeres, que tradicionalmente han servido para legitimar o disfrazar nuestra subyugación. La idea de que las mujeres son inherentemente más amantes de la paz o empáticas no es sustancialmente diferente de los estereotipos sexistas familiares» (Finlayson, 2019).

Cita abreviada

«Las feministas han sido durante mucho tiempo escépticas, con razón, de las afirmaciones esencialistas sobre las mujeres… La idea de que las mujeres son inherentemente más amantes de la paz o empáticas no es sustancialmente diferente de los estereotipos sexistas familiares» (Finlayson, 2019).

Los puntos suspensivos indican que se ha eliminado algún texto, pero la cita abreviada sigue representando con precisión el punto de vista del autor.

Añadir información a una cita

Si a una cita le falta información esencial para entenderla, puede añadirse entre corchetes. Por ejemplo, si la cita utiliza un pronombre que se refiere a una oración anterior, se puede reemplazar el pronombre con el nombre de la persona entre corchetes.

Cita original

Como dice Anderson (2019), «durante dos años gozó de una estima bastante generalizada por una muestra de calma y competencia». Pero su herencia fue menos prometedora de lo que parecía».

Cita con información añadida

Como dice Anderson (2019), «durante dos años [Dilma] gozó de una estima bastante generalizada por una muestra de calma y competencia». Pero su herencia fue menos prometedora de lo que parecía».

¿Cómo se cita?

Todas las citas directas (e ideas parafraseadas) deben incluir una cita de la fuente original. Si no se citan las citas utilizadas, se corre el riesgo de cometer plagio. Y no se debe olvidar que las consecuencias del plagio pueden ser graves.

La forma de citar una fuente depende del estilo de citación. Muchos estilos de citación utilizan citas dentro del texto entre paréntesis directamente después de la cita, mientras que otros requieren el uso de notas al pie de página.

Las diferencias pueden ser sutiles, así que asegúrate de conocer las reglas del estilo que estás usando, y sé consistente.

En este enlace se puede acceder a un artículo referido a las citas textuales en formato APA, mientras que este artículo explica todo lo necesario sobre citas textuales en Vancouver.

Ejemplos de citas dentro del texto

Cita en texto utilizando la normativa APA

Un famoso jugador de fútbol siempre dijo, «jugar al fútbol entre nosotros en una hermosa tarde de domingo es lo más grande que hay» (Sneijder, 2013, pp. 2-3).

Para obtener más información sobre la citación en el formato APA (American Psychological Association), se puede hacer clic en este enlace sobre cómo citar en APA.

Cita en texto utilizando la normativa MLA

Un famoso jugador de fútbol siempre dijo, «jugar al fútbol con los demás en una hermosa tarde de domingo es lo más grande que hay» (Sneijder 2-3).

Cita en texto empleando la normativa Chicago, estilo autor-fecha

Un famoso jugador de fútbol siempre dijo, «jugar al fútbol con los demás en una hermosa tarde de domingo es lo más grande que hay» (Sneijder 2013, 2-3).

Cita en texto empleando la normativa Chicago con nota a pie de página (estilo notas y bibliografía)

Un famoso jugador de fútbol siempre dijo, «jugar al fútbol con los demás en una hermosa tarde de domingo es lo más grande que hay «1.

Además de la cita en el texto, es necesario incluir los detalles completos de la publicación de la fuente. Al final del artículo se enumeran todas las fuentes que se han citado. Los requisitos para dar formato a esta lista varían según el estilo de la cita. Aquí se pueden consultar artículos para la citación en APA y Vancouver, así como acceder a prácticas herramientas de generación automática de citas en estos dos estilos.

Citas en formato de bloque

Si se cita más de unas cuantas líneas de una misma fuente, hay que darle formato como una cita en bloque. En lugar de utilizar comillas, se establece la cita en una nueva línea y se le aplica una sangría para que forme un bloque de texto separado.

Las citas en bloque son más comunes en la investigación literaria, en la que el análisis detallado del texto original requiere que se cite con longitud.

Cuándo se debe colocar una cita en formato de bloque

Estilo de citaciónCita en bloque normativa APACita en bloque normativa VancouverCita en bloque normativa MLACita en bloque Chicago
Cuándo utilizar cita en formato de bloquePara citas mayores a 40 palabrasCitas con un máximo de 5 líneas, entre comillas. El número de la fuente va al final de la citaCitas más largas que 4 líneas

Citas de poesía/verso de más de tres líneas

Citas mayores a 100 palabras

En este artículo se puede consultar información para aprender más sobre citas en bloque.

Ejemplo de una cita en bloque (estilo APA)

Tolkien prefiere las frases largas y las descripciones detalladas. De hecho, en algunos casos, las frases de Tolkien son tan largas que forman un párrafo propio:

Al final de sus días Bilbo no podía recordar cómo se encontraba afuera, sin sombrero, sin bastón, sin dinero, sin nada de lo que solía tomar cuando salía; dejando su segundo desayuno a medio terminar y sin lavar, empujando sus llaves en las manos de Gandalf, y corriendo tan rápido como sus pies peludos podían llevarlo por el camino, pasando el gran Molino, a través del Agua, y luego por una milla o más. (Tolkien, 1937, p. 16).

Citando una cita

En muchas ocasiones, es preferible parafrasear la idea o argumento que se está citando en la fuente consultada, para poder añadirla al trabajo propio.

Para explicar que se trata de un texto externo que contiene una cita, se puede colocar una frase similar a “como cita Witt…”., sin olvidar añadir el resto de la información requerida por el estilo de citación utilizado, como el año de publicación y el número de página, en caso de que así sea estipulado por dicho estilo.

Sin embargo, también existen formas de citar textualmente citas dentro de un texto, pero esta normativa depende del país en el que se resida. Por ejemplo, en Estados Unidos, si se desea citar un pasaje que contiene otra cita, las comillas dentro del pasaje se convierten en simples en lugar de dobles.

«Había razones para ‘empezar a ponerse sombrío por la boca’, como dijo Melville» (Witt, 2019).

En cambio, en el inglés del Reino Unido, la convención es al revés: las comillas simples son estándares, mientras que las comillas dobles se usan para las comillas dentro de las comillas.

Citando indirectamente una cita secundaria

Si se quiere utilizar el material que se encontró citado en otra fuente (sin incluir nada del propio texto de esa fuente), puede citarse de manera normal y añadir una cita indirecta. Este tipo de citas también es llamado citas o fuentes secundarias, y siempre se recomienda prescindir de ellas en la medida de lo posible. Normalmente es mejor buscar la fuente original de la cita para poder consultarla y citarla directamente, en lugar de utilizar el fragmento citado por un tercero.

En el caso de las normas APA, se puede indicar entre paréntesis que se trata de una cita secundaria. Ejemplo: (como se citó en Witt, 2019).

Pero la convención para la citación indirecta depende del estilo de citación. Otro ejemplo son las citas de texto de la MLA, en las que se usa «qtd. in», abreviatura de «citado en» en inglés, para cuando sea necesario citar indirectamente. Dicha abreviatura se utiliza de este modo:

«La política que se necesita para prevenir la catástrofe climática – no existe hoy en día. Necesitamos cambiar el sistema» (Thunberg, qtd. in Gessen).

Cuándo citar

En los trabajos y ensayos académicos, se debe evitar confiar demasiado en las citas y utilizarlas excesivamente. Cuando quieras referirte a información o ideas de una fuente, por lo general es mejor parafrasear, lo que significa poner el pasaje en palabras propias. Esto demuestra el estudiante usted ha entendido completamente el texto y asegura que su propia voz sea dominante.

Para aprender prácticos consejos de parafraseo, que ayudan al estudiante a conseguir reinterpretaciones de calidad y libres de plagio, se recomienda este artículo de Referencias Bibliográficas sobre cómo parafrasear las fuentes.

Sin embargo, hay algunas situaciones en las que las citas son más apropiadas que este recurso. A continuación, algunos casos:

Cuando se quiere hacer énfasis en el lenguaje

Si se quiere comentar cómo el autor utiliza el lenguaje (por ejemplo, en artículos sobre literatura, lingüística, comunicación y medios de comunicación), es necesario citar para que el lector pueda ver el pasaje exacto al que se está refiriendo el texto que lee.

Como ejemplo, imagina que estás escribiendo un artículo sobre las novelas de un autor modernista. Tendrás que citar frecuentemente las novelas para analizar el lenguaje y estilo.

Al dar testimonio

Para convencer al lector de un argumento, interpretación o posición sobre un tema, a menudo es útil incluir citas que apoyen el punto de vista que se ofrece. Las citas de fuentes primarias (por ejemplo, transcripciones de entrevistas o documentos históricos) son especialmente creíbles como evidencia.

Por ejemplo: estás trabajando en un documento sobre las causas de un evento histórico, y has estudiado documentos y cartas escritas durante ese momento. Puede citar estas fuentes como prueba en apoyo de tu argumento.

Al presentar la posición o definición de un autor

Cuando se refiere a fuentes como libros y artículos de revistas académicas, la cita concisa ocasional puede utilizarse para presentar las teorías, argumentos o ideas de otros autores. Se pueden citar para mostrar que la postura propia está respaldada por una autoridad en el tema, o para criticar una posición con la que no se está de acuerdo.

Es preferible poner las ideas de los demás en palabras propias siempre que sea posible. Pero si un pasaje hace un gran trabajo al expresar, explicar o definir algo, y sería muy difícil parafrasear sin cambiar el significado o perder el impacto, podría valer la pena citarlo directamente.

Este sería un buen ejemplo: la interpretación del estudiante de los datos de una encuesta se apoya en una teoría bien conocida sobre su tema. El estudiante encuentra una frase que resume perfectamente la teoría, por lo que cita al autor antes de elaborar su comprensión de la teoría.

¿Cuántas citas deben utilizarse?

La cantidad de citas que deben incluirse depende del tema de estudio y del tema de investigación.

En los temas científicos, la información en sí es más importante que la forma en que fue expresada, por lo que las citas deben ser generalmente mínimas. En las artes y las humanidades, sin embargo, las citas bien escogidas son a menudo esenciales para un buen trabajo.

En las ciencias sociales, la cantidad de citas que se utilizan depende en parte de si se está haciendo una investigación cualitativa o cuantitativa. Si se trata principalmente de números y estadísticas, no debería incluir muchas citas, pero si se trata principalmente de palabras, tendrán que citarse los datos que se han recogido.

Como guía general, es recomendable que las citas no ocupen más del 5-10% de un trabajo. En caso de duda, es preferible consultar con el instructor o supervisor acerca de la cantidad de citas que son apropiadas en el campo de estudio.

Apartado de fuentes bibliográficas

Como es lógico, una vez que se ha realizado una cita dentro del trabajo académico, es obligatorio detallar la fuente consultada en el apartado de bibliográfica. El nombre de este apartado dependerá del estilo de estructuración que se esté utilizando, que normalmente define el departamento o institución académica al que acuda el estudiante.

Una manera fácil de conseguir las citas en el formato adecuado es utilizar generadores de citas web. Se trata de herramientas online que construyen las citas bibliográficas automáticamente en el formato que se requiera, con solo insertar la información básica de la fuente en los campos predefinidos.

En este enlace se puede acceder al generador de citas automático de Referencias Bibliográficas para el estilo APA y las normas Vancouver.

 

Comparte este post con más estudiantes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

¿Necesitas crear referencias a menudo?

Añade ReferenciasBibliograficas.com a marcadores (favoritos) para entrar en un click. Por favor, teclea:

  • CTRL + D (en Windows)
  • Command + D (en Mac)