Cómo escribir un párrafo correctamente

Tabla de contenido

Cada escrito académico está estructurado por párrafos y encabezamientos. El número, la longitud y el orden de los párrafos dependerá de lo que se escriba, pero cada párrafo debe ser:

  • Unificado: todas las frases se relacionan con un punto o idea central.
  • Coherente: las oraciones están organizadas lógicamente y claramente conectadas.
  • Relevante: el párrafo apoya el tema y el propósito general del trabajo.

Para guiarte en el proceso de escribir párrafos fuertes, se utilizará un ejemplo de ensayo sobre la historia del sistema de lectura Braille. Con cada paso, gradualmente se construirá la estructura de un párrafo.

Paso 1: Identificar el propósito del párrafo

En primer lugar, es necesario conocer la idea central que se organizará en el párrafo. Si ya se ha hecho un plan o un esbozo de la estructura general del documento, ya se debe tener una buena idea de lo que se pretende hacer con cada párrafo.

Puedes empezar por redactar una frase que resuma tu punto principal e introduzca el enfoque del párrafo. A menudo esto se denomina una oración temática. Debe ser lo suficientemente específica para abarcar un solo párrafo, pero lo suficientemente general para que pueda desarrollarse en varias oraciones más.

Aunque el sistema Braille obtuvo una popularidad inmediata entre los estudiantes ciegos del Instituto de París, tuvo que ganar aceptación entre los videntes antes de su adopción en toda Francia.

Esta frase temática:

  • Contiene transiciones del párrafo anterior (que trataba de la invención del Braille).
  • Identifica claramente el enfoque de este párrafo (la aceptación del Braille por parte de los videntes).
  • Se relaciona con la tesis general del documento.
  • Deja espacio para la evidencia y el análisis.

Paso 2: Mostrar por qué el párrafo es relevante

La frase temática le dice al lector de qué trata el párrafo, pero ¿por qué este punto es importante para tu argumento general? Si esto no está lo suficientemente claro en la primera frase, entonces se puede explicar y ampliar su significado.

Este apoyo era necesario porque los maestros y líderes videntes tenían el control final sobre la propagación de los recursos del Braille.

Esta frase amplía el tema y muestra cómo encaja en el argumento más amplio sobre la aceptación social del Braille.

Paso 3: Dar evidencias

Ahora puedes apoyar tu punto con pruebas y ejemplos. «Evidencia» aquí no significa sólo hechos empíricos: la forma que tome dependerá de la disciplina, el tema y el enfoque. Los tipos comunes de evidencia usados en la escritura académica incluyen:

  • Citas de textos literarios, entrevistas y otras fuentes primarias.
  • Resúmenes, paráfrasis o citas de fuentes secundarias que proporcionan información o interpretación en apoyo de tu punto.
  • Datos cualitativos o cuantitativos que hayas reunido o encontrado en investigaciones existentes.
  • Ejemplos descriptivos de obras artísticas o musicales, eventos o experiencias de primera mano.

Asegúrate de citar correctamente tus fuentes.

Muchos de los profesores del Instituto Real para Jóvenes Ciegos se resistieron al sistema Braille porque encontraron que el método táctil de lectura era difícil de aprender (Bullock y Galst, 2009).

Esta frase cita evidencia específica de una fuente secundaria, que demuestra la reticencia de las personas videntes a aceptar el Braille.

Paso 4: Explicar o interpretar las pruebas

Ahora tienes que mostrarle al lector cómo esta evidencia suma al punto central. La forma en que lo hagas dependerá del tipo de evidencia que hayas usado.

  • Si has citado un pasaje, da tu interpretación de la cita.
  • Si citaste una estadística, dile al lector lo que implica para tu argumento.
  • Si te referiste a información de una fuente secundaria, muestra cómo se desarrolla la idea del párrafo.

Esta resistencia era sintomática de la actitud prevaleciente de que la población ciega tenía que adaptarse al mundo de los videntes en lugar de desarrollar sus propias herramientas y métodos.

Esta frase añade detalle e interpretación a la evidencia, argumentando que este hecho específico revela algo más general sobre las actitudes sociales de la época.

Los pasos 3 y 4 pueden repetirse varias veces hasta que el punto se desarrolle plenamente.

Con el tiempo, sin embargo, con el creciente ímpetu de hacer posible la contribución social para todos, los profesores comenzaron a apreciar la utilidad del sistema Braille (Bullock y Galst, 2009). El acceso a la lectura podría ayudar a mejorar la productividad y la integración de las personas con pérdida de visión.

  • Las pruebas nos hablan de la actitud cambiante hacia el Braille entre los videntes.
  • La interpretación argumenta por qué este cambio se produjo como parte de cambios sociales más amplios.

Paso 5: Concluir el párrafo

Por último, se concluye el párrafo volviendo al punto principal y mostrando las consecuencias generales de las pruebas que se hayan explorado.

Este párrafo en particular toma la forma de una historia histórica, dando evidencia y análisis de cada paso hacia la aceptación generalizada del Braille.

Tomó aproximadamente 30 años, pero el gobierno francés finalmente aprobó el sistema Braille, y se estableció en todo el país (Bullock y Galst, 2009).

 La última frase termina la historia con las consecuencias de estos acontecimientos.

Paso 6: Leer todo el párrafo

Cuando pienses que has desarrollado completamente el punto, es bueno leer el resultado final para asegurar que cada frase sigue suave y lógicamente una línea de pensamiento y se suma a un todo coherente.

Ejemplo:

Aunque el sistema Braille ganó popularidad inmediata entre los estudiantes ciegos del Instituto de París, tuvo que ser aceptado por los videntes antes de ser adoptado en toda Francia. Este apoyo era necesario porque los profesores y líderes videntes tenían el control final de la propagación de los recursos del Braille. Muchos de los profesores del Instituto Real para Jóvenes Ciegos se resistían a aprender el sistema Braille porque les resultaba difícil aprender el método táctil de lectura (Bullock y Galst, 2009). Esta resistencia era sintomática de la actitud prevaleciente de que la población ciega tenía que adaptarse al mundo de los videntes en lugar de desarrollar sus propias herramientas y métodos. Sin embargo, con el tiempo, y con el creciente ímpetu de hacer posible la contribución social para todos, los maestros comenzaron a apreciar la utilidad del sistema Braille (Bullock y Galst, 2009). El acceso a la lectura podría ayudar a mejorar la productividad y la integración de las personas con pérdida de visión. Llevó aproximadamente 30 años, pero el gobierno francés finalmente aprobó el sistema Braille, y se estableció en todo el país (Bullock y Galst, 2009).

No todos los párrafos se verán exactamente así. Dependiendo de lo que el trabajo académico o artículo pretenda transmitir, se puede:

  • Reunir ejemplos que parezcan muy diferentes entre sí, pero que tengan un punto clave en común.
  • Incluir una sola prueba clave (como una cita o una estadística) y analizarla en profundidad a lo largo de varias frases.
  • Desglosar un concepto o categoría en varias partes para ayudar al lector a comprenderlo.

Los párrafos de introducción y conclusión también se verán diferentes. La única regla universal es que todos los párrafos deben ser unificados, coherentes y relevantes.

Cuándo empezar un nuevo párrafo

Tan pronto como se aborde una nueva idea, argumento o tema, se debe comenzar un nuevo párrafo. Para determinar si un párrafo está completo, conviene que te preguntes lo siguiente:

  • ¿Todas tus frases se relacionan con la frase del tema?
  • ¿Tiene cada frase sentido lógico en relación con la anterior?
  • ¿Has incluido suficientes pruebas o ejemplos para demostrar tu punto?
  • ¿Está claro lo que significa cada prueba y por qué se ha incluido?
  • ¿Todas las pruebas encajan entre sí y narran una explicación coherente?

No pienses en los párrafos como unidades aisladas. Son parte de un argumento más amplio que debe fluir orgánicamente de un punto a otro. Antes de comenzar un nuevo párrafo, considera cómo harás la transición entre las ideas. Para dicho fin, este artículo sobre transiciones en ensayos académicos es una buena guía de inicio.

Comparte este post con más estudiantes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario